En la presente muestra, arqueología e historia describen por primera vez en forma interdisciplinar, los significados que diversas culturas han dado a la muerte y a la preservación de los cuerpos, a la vez que la antropología física da a conocer la información que se puede obtener de los restos humanos momificados y enseña cuál es su importancia y el cuidado para su preservación como parte integral del patrimonio cultural material de nuestro país.José Enrique Ortiz Lanz, coordinador nacional de Museos y Exposiciones del INAH, comenta que “a diferencia de otras momias, como las egipcias, en las que el proceso de conservación ha requerido de la intervención del hombre, las encontradas en México son por lo general producto de fenómenos naturales. Los cuerpos preservados como resultado de complejos procesos ambientales, se convierten en testimonios materiales de personas y culturas, brindan información científica y transmiten valores culturales.

“Esta muestra es producto del trabajo colegiado entre la arqueología y la historia para mostrar los distintos significados que el México prehispánico y el virreinal han dado a la muerte y a la preservación de los cuerpos, a modo de preámbulo para mostrar la labor de la antropología física, el estudio y la conservación de los cuerpos momificados que, preservados en el impredecible reloj de la vida, son testimonio de la muerte, a la que vez son memoria de otras vidas. Cuerpos que han ejercido gran fascinación en la civilización occidental, al grado de generar fantasías en torno a ellas”.

Después de casi 87 años de su apertura como museo, en el edificio construido entre 1615 y 1617, se organiza una exhibición de los cuerpos momificados para exponer de manera seria y profesional el argumento de la muerte, tratado por especialistas, señaló Alfredo Marín, titular del recinto, al recordar que El Museo de El Carmen conserva una colección de 12 cuerpos momificados de finales del siglo XIX y principios del XX, única en la Ciudad de México.MUSEO DE EL CARMEN, Revolución esquina Monasterio, San Ángel. Martes a domingo, 10:00 a 17:00 horas. Admisión $ 70; domingo entrada gratuita. Cierra marzo. (Sur).

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

trece − tres =