Esta exposición aborda la historia del Taller Mexicano de Gobelinos y sus cincuenta años de manufactura de tapices con la técnica Alto Liso en Jalisco incluyendo microhistorias de diferentes artistas y sus obras textiles que dan testimonio de una ruta de hibridación entre el oficio, el arte y el diseño.

La técnica y manufactura de tapices de Alto Liso se origina en el continente europeo desde los años cuarenta, por el artista francés Jean Lurçat, quien revoluciona la técnica de una tradición ancestral: teje a partir de cartones numerados, utiliza una paleta de color reducida y el tejido que propone es de punto más ancho.

Los tapices con técnica Alto Liso tienen características particulares: pueden reproducir a gran escala imágenes complejas con una paleta de color infinita; esto se debe a que los tintes se preparan manualmente y las hebras de distintos tonos pueden combinarse a voluntad. Además, sus materiales y monumentalidad les confieren cualidades líricas, acústicas y espaciales que inciden en la percepción del entorno y en el ámbito emocional.Cuando la técnica de Alto Liso llega a nuestro país desarrolla sus propias modificaciones y crea un movimiento propio. Surge el taller Gobelinos Mexicanos, más adelante Gobelinos Riedl. Carlos Ashida conoce el taller de gobelinos y queda fascinado con los tapices y, cuando se entera que los tejedores habían dejado de trabajar, se decide a localizarlos, reunirlos y fundar así el Taller Mexicano de Gobelinos en 1983. Actualmente, Jaime Ashida, quien desde su adolescencia frecuentaba el taller atraído por el ambiente cálido de la convivencia con los tejedores, dirige el Taller Mexicano de Gobelinos siguiendo la pauta del trabajo legado: la enseñanza, práctica e innovación de la técnica, por un lado, y por el otro, el desarrollo de proyectos artísticos con artistas contemporáneos, todo esto sumado a la labor de archivo y documentación de los procesos y la historia del taller, la técnica, sus personajes y sus ideas.La exposición invita al espectador a ser testigo de la evolución técnica de la manufactura de gobelinos en nuestro país, así como su papel social y su función como proceso económico e imaginativo como un nuevo medio de expresión para artistas contemporáneos.

MUSEO AMPARO, Centro Histórico de Puebla. Cierra 4 de marzo.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

veinte + doce =