En esta ocasión el conjunto incluye una réplica de un belén napolitano, el cual en el siglo XVIII llegó a alcanzar gran fama por la belleza y expresividad de los personajes.

El director del recinto, Alfredo Marín, comenta que es la primera ocasión que el museo no presenta un montaje con piezas artesanales mexicanas.“Las primeras figuras alusivas a un nacimiento napolitano se elaboraron en 1553, a cargo de monjas que vestían con telas y rasos piezas que solo tenían talladas y policromadas las piernas y la cabeza. Para 1627 los padres escolapios montaron en su convento un gran belén con estos personajes y tuvo tanto éxito que en los primeros años del siglo XVIII no hubo iglesia italiana donde no se representara el nacimiento de Jesús”.

El nacimiento que se exhibe en esta ocasión está integrado por 51 figuras, que son una copia fiel de los producidos en Nápoles en el siglo XVIII.

“Son piezas hechas en Italia en técnica mixta: las manos, cabeza y piernas se elaboraron con terracota (arcilla cocida y policromada) lo que permite que las figuras tengan rostros expresivos, mientras que los cuerpos son de madera, alambre y borra, de manera que se pueden flexionar; asimismo, están vestidas con telas de distintas calidades de acuerdo con los personajes que representan. Los Reyes Magos visten grandes ropajes con brocados y sedas, mientras que a los pastores les colocan atuendos de telas sencillas”.

En el nacimiento se puede observar a la Sagrada Familia, integrada por la Virgen María, san José y el Niño Dios, también están los Reyes Magos, el arcángel Gabriel y los pastores; lo complementan el diablo, así como algunos pasajes novedosos como una carnicería, una frutería, un vendedor de pájaros.

MUSEO DE EL CARMEN, avenida Revolución esquina Monasterio, San Ángel. Martes a domingo, 10:00 a 17:00 horas. Cierra 3 de febrero. (Sur).

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

diecinueve + 10 =