Reconectarse a través de las artes parece ser su lema porque quien se acerca a este recinto – y pueden ser todos y de todas las edades– tiene la oportunidad de hacer lo que más le guste ya sea pintar, esculpir, bailar, escribir, actuar o tocar un instrumento.Más de dos décadas avalan la labor de Laura González jefa del departamento de cursos y talleres de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que se localiza en la calle de Guatemala 80 en el Centro Histórico, antigua casa de Vicente Guerrero.

Esta es su cuarta sede y la titular, que ha vivido todos los cambios, comenta que llegó en 1996 cuando el recinto, que antes solo daba servicio a los derechohabientes, se abre al público general con actividades artísticas.

“Muchas de las personas que llegan aquí están en el proceso de reconectarse, algo muy importante y que todos deberíamos intentar: una reconexión a través de las artes, porque nos sentimos negados para muchas cosas pero nadie lo está. Sencillamente cada uno de nosotros debe encontrar su momento”.

Actualmente en el Centro Cultural se dan 16 talleres impartidos por maestros que cada año son seleccionados a partir del proyecto que presenten: “eso nos da la oportunidad de contar con gente muy comprometida de muy alto nivel, incluso de doctorado”.

Uno de sus talleres más populares es el de Extracción de pigmentos naturales que imparte Sara Ibarrola quien comenta que “la química está más presente de lo que imaginamos en nuestra vida cotidiana. En la comida, en nuestra persona, en nuestros perfumes, en nuestras relaciones con los demás y se manifiesta incluso en nuestro estado de ánimo”.

Su taller que ya cuenta con tradición en este espacio, es a decir de la científica uno de los más completos. Dividido en cuatro bloques, en él se aprende a extraer pigmentos de las más variadas frutas o verduras ya sean coles o zanahorias, a fin de hacer cosas en el arte como acuarela, óleos, pasteles o temple al huevo para después aplicar este conocimiento a los textiles, a los cosméticos y a los alimentos.

“Al salir el alumno es capaz de identificar plantas prehispánicas tintóreas, como el matlaxóchitl, conocida también como hierba del pollo que crece en las banquetas en tiempo de lluvia o el zacatlaxcalli, una parásita del pirul. Y aprenden a identificar esas plantas que no puede comprar en el mercado, para colectarlas y usarlas”, apreciando al mismo tiempo la maravilla de la naturaleza.

Otro de los talleres es el de danza, en el que cada sesión es diferente porque lo imparte un maestro distinto que les puede dar clase de jazz, rumba, salsa o cumbia. Otros talleres se dedican a la fotografía, a la escultura o a la literatura.En el centro del bullicio de la calle de Guatemala hoy el reto para la titular del centro es llegar a la comunidad circundante. “Hemos podido llegar a los niños de los comerciantes que vienen a tomar los talleres. Y la gente que viene de fuera ha empezado a cambiar su percepción de esta parte de la ciudad. Pero falta todavía mucho por hacer porque queremos que este espacio sea también de la comunidad que lo rodea”.

Cursos y talleres de iniciación artística de la SHCP, Centro Cultural España, Guatemala 80, Centro Histórico. Informes lunes a viernes 9:00 a 18:00 horas, 5148-7794. Iniciamos agosto de 2018.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

doce − 11 =