La muestra ofrece un acercamiento a la variedad e importancia de las 11 familias lingüísticas y sus variantes asentadas en el territorio mexicano, a través de más de 180 piezas, entre pinturas, esculturas, materiales gráficos, fotografías, textiles y dibujos.

Se divide en siete ejes temáticos que abordan la relevancia de este patrimonio lingüístico, cuya diversidad coloca a México entre los primeros 10 países del mundo con mayor número de lenguas originarias que son usadas por los pobladores de distintas regiones del país.

Procedentes del acervo del Munal y de colecciones públicas y privadas, la exposición reúne obras de artistas como Manuel Vilar, Rodrigo Gutiérrez, Luis Coto, Antonio García Cubas, José María Velasco, José Clemente Orozco, Carlos Mérida, Ramón Cano Manilla, Tina Modotti, Walter Reuter, Graciela Iturbide, Pedro Valtierra, Bob Schalkwijk y Xawery Wolsky, entre otros.

Entre las piezas se encuentra  el facsímil del Lienzo No. 2 del Códice de Tlaxcala, resguardado por la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia Dr. Eusebio Dávalos Hurtado.

El primer núcleo, Las lenguas de México a través de la historia, propone un recorrido visual sobre la importancia de las lenguas y la palabra en obras que dan cuenta de la Conquista.

El segundo tema, Diversidad lingüística del México contemporáneo, aborda una breve cartografía visual sobre los diferentes grupos originarios y la multiculturalidad mexicana.

El tercer tema, Lenguas del norte y occidente, reúne cuatro familias lingüísticas: cochimí-yumana, álgica, seri y purépecha. La litografía y fotografía de los siglos XIX y XX plasmaron la riqueza cultural de los pueblos que hablan dichas lenguas.

Lenguas del centro al istmo, incluye a las familias lingüísticas el yuto-nahua, totonaco-tepehua, oto-mangue, mixe-zoque y huave de Oaxaca; varias de las lenguas de estas familias cuentan con gran número de hablantes, como el náhuatl, el zapoteco y el mixteco.

Lenguas de Chiapas a la península es el quinto núcleo, y en él se aborda la familia lingüística maya, la cual es una de las más ricas en variantes y que cuenta con el mayor número de hablantes en el país. Algunas de las lenguas que integran esta familia son el maya peninsular, el tsotsil y el tseltal, entre otros.

En El derecho a la lengua se concientiza sobre la pérdida de las lenguas indígenas, su importancia para la construcción de identidades y la recuperación de la memoria de los pueblos originarios.

El núcleo final, No hay lengua sin pueblo. Arte indígena contemporáneo, reúne obra pictórica, escultórica y gráfica de arte contemporáneo de artistas vivos que han revolucionado la producción plástica y visual de México, desde una mirada indígena propia.  

MUSEO NACIONAL DE ARTE, Tacuba 8, Centro Histórico. Martes a domingo, 10:00 a 18:00 horas. Cierra 1 de marzo 2020. (Centro)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

5 + 12 =