laimagen dos jóvenes parecen dormir en sus camas de hospital. Son las hermanas Djeneta e Ibadeta, refugiadas romaníes. Una de ellas lleva dos años y medio postrada en cama, inconsciente, mientras que la otra está en las mismas condiciones desde hace seis meses. Son incapaces de comer, beber, sufren incontinencia y carecen de respuesta a los estímulos físicos.Padecen el síndrome de la resignación, un trastorno que al parecer se da entre los niños y jóvenes de entre 7 y 19 años refugiados en Suecia. Si bien no se conocen las causas, la mayoría de expertos está de acuerdo en afirmar – como se lee en la cédula de la imagen – que “los acontecimientos traumáticos son un importante factor, junto con una reacción frente al estrés y la depresión (…) Asegurar a las familias la residencia de los que padecen el síndrome a menudo se traduce en una recuperación del enfermo”.

La fotografía es de Magnus Wennman, de Suecia, quien ganó el primer premio en la categoría de fotografía individual dentro del concurso World Press Photo, que en esta edición contó con la participación de 4 mil 548 fotógrafos, fotoperiodistas y documentalistas de 125 países.

 

El Museo Franz Mayer presenta las 137 fotografías ganadoras que recorrerán el mundo durante un año mostrando a la gente los acontecimientos más sobresalientes de 2017.

Hechos en los que la violencia sigue teniendo mayor presencia. Solo basta recordar a través de las imágenes los ataques perpetrados a concentraciones de gente ya sea en un concierto en Las Vegas (octubre) o en una caminata en London Bridge (junio).

Están también aquellas historias que parecen ajenas al resto del mundo como el planchado de senos que las madres deben tomar como medida drástica para proteger a sus hijas del acoso sexual y las violaciones en naciones como Camerún.

Situaciones y prácticas que al recorrer esta edición de World Press Photo no pueden dejar sino un amargo sabor de boca pero que a veces es necesario evidenciar para tomar conciencia de lo que pasa en el mundo y de quienes arriesgan su vida para contárnoslo gráficamente.

Porque como diría el venezolano Ronald Schemidt, ganador del primer premio de este concurso con la imagen del hombre envuelto en llamas “Nosotros como fotógrafos debemos trabajar prevenidos. Estar alertas y cuidarnos para no ser parte de la historia”.

WORLD PRESS PHOTO 18. Museo Franz Mayer, avenida Hidalgo 45, Plaza de la Santa Veracruz, Centro Histórico. Martes a domingo, 10:00 a 17:00 horas. (Centro)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí