A veces, para ser futbolista, poeta, madre o simplemente mujer, es necesario librar una contienda, ya sea contra nosotras mismas o contra las limitaciones que otros nos imponen; sin embargo vale la pena el esfuerzo, sobre todo si la recompensa es encontrar tu lugar en este mundo…

Corazón Gordito, del dramaturgo veracruzano Saúl Enríquez (¿En qué estabas pensando?), refleja las batallas cotidianas que enfrentan las mujeres.

“La obra cuenta la historia de una madre soltera, que desde que se entera que está embarazada, decide tener a sus hijas sola y comienza a recorrer un camino hasta que cumplen 20 años. Habla mucho de las posibilidades que tienes y los obstáculos con los que te encuentras. Cómo no puedes tirarte al piso, cómo tienes que ir en contra; sobre todo, si tienes un sueño y quieres luchar por él”, relata Angélica Rogel, quien dirige el montaje.

Así, esta obra pone sobre la mesa temáticas complicadas como la discriminación por género, los prejuicios hacia las madres solteras y sus hijos, el machismo, e incluso, el abuso sexual infantil.

“El texto es muy inteligente en cómo te va llevando. Los temas son difíciles porque te ponen frente a ellos para hacerte reflexionar, como el caso de por qué una niña no podría jugar fútbol. Me parece que utiliza a esta niña que quiere jugar para entrar a este tema del machismo; juega a la visión misma para identificar el problema dentro de la acción, sin tener que explicárselo al público”, remarca Rogel.

A fin de hacer el montaje apto para toda la familia, la directora decidió jugar con la teatralidad y narrativa del texto para crear una dinámica ágil y cercana a la infancia, esto mediante ‘cajas de recuerdos’.

“Empezamos a jugar con ideas que surgían desde la narración, queríamos pasar de un espacio a otro con muy pocos recursos. Con Matías Gorlero y Félix Arroyo partimos de una idea: generar cajas de recuerdos. Finalmente la historia ya sucedió -porque comienza cuando las chicas tienen 4 años y termina cuando tienen 20-, entonces jugamos a conectar cajas de recuerdos”, añade la directora.

De esta forma, Rogel y su elenco muestran una historia de resiliencia de tres mujeres y cómo, a pesar de las adversidades, muestran su fuerza y siguen adelante.

“Creo que vale la pena saber que no verás una sola historia, sino una que se compone de tantas pequeñas situaciones que la hacen diferente y muy rica”, finaliza Rogel.

CORAZÓN GORDITO, de Saúl Enríquez. Dir. Angélica Rogel. Con Yulleni Vertti, Alejandro Morales, Dano Ramírez, entre otros. Dos hermanas mellizas se aman profundamente a pesar de ser muy distintas. Stella es delgada, femenina y quiere ser actriz; mientras Mango es gordita y le encanta el fútbol. Cuando Stella desaparece, Mango hace hasta lo imposible para encontrarla. Sala Xavier Villaurrutia, Centro Cultural del Bosque, Paseo de la Reforma y Campo Marte, Chapultepec-Polanco. Sábado y domingo, 13:00 horas. Loc. $80; descuento a estudiantes, maestros e Inapam. Mayores de 4 años. Hasta el 17 de n

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

10 + catorce =