Para remarcar que la vida es una cruzada llena de decisiones y cómo éstas construyen el futuro de quien las llevan a cabo, regresa por quinta vez a escena La Calavera de Cristal.

Basada en la novela gráfica homónima del escritor Juan Villoro, con una adaptación de Elena Tinoco y Mario Rendón, esta es la historia de Amelia, Gos y Chencho, trabajadores de un prestigiado museo quienes intentarán encontrar un preciado artefacto que es parte de un tesoro. En su búsqueda, se encontrarán a ellos mismos, sus raíces y sobre todo, cómo sus acciones pueden transformar el futuro.

“A partir de la toma de decisiones queremos que el público se dé cuenta que la inacción no nos lleva a ningún lado; por ello no debemos sentarnos a esperar que las cosas sucedan. Tomar acción es lo que nos ayuda a darle sentido a la vida”, relata Enrique Aguilar, director del montaje.“Lo que intentamos es demostrar que al final de todo, la vida es una aventura llena de decisiones; pues los niños salen emocionados con la obra y los papás muy divertidos. Uno toma la decisión de que su propia vida se convierta en una aventura o en una simple existencia”, agrega Aguilar.

El montaje se vale de elementos como el teatro de sombras, la manipulación de títeres, acrobacia en tela y como un extra, dos músicos: Alejandro Andonaelli y Bruno García, quienes interpretan en vivo las composiciones originales para la obra, que resultan un homenaje a los cómics de la década de los cincuenta.

“Hay un resurgimiento del cómic, las redes sociales han ayudado a que este boom persista, porque hay gente que sube las reproducciones completas en redes.

“Cuando nosotros hicimos la adaptación pensamos en cómics de antaño como Fantomas y en esos seriales de los años cuarenta y cincuenta. Tomamos estas historietas para dotar de dinamismo a la obra y como referentes visuales”, señala Aguilar, sobre el proceso creativo.

De esta forma, La Calavera de Cristal recalca que existen otro tipo de héroes; no sólo aquéllos dotados de súper poderes sino los que hacen que la vida cotidiana sea una aventura difícil de igualar.

LA CALAVERA DE CRISTAL, de Juan Villoro. Dir. Enrique Aguilar. Con Helena Tinoco, Mario Rendón y Alejandro Piedras. Una obra llena de aventuras en la que el público será testigo de cómo los personajes resolverán, a lo largo de un viaje a la ciudad maya de Yaxchilán, los misterios y enigmas que guarda en su interior la mítica y milenaria “Calavera de cristal”. ¿Es verdad la maldición que yace en la leyenda que rodea a la calavera? Teatro La Capilla, Madrid 13, Del Carmen, Coyoacán. Sábado, 12:30 horas. Locs. $150 niños y $200 adultos. Hasta el 30 de marzo. (Sur).

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

2 × cinco =