El escritor escocés James Matthew Barrie escribió Peter Panen 1904, relato que se volvió un clásico por transportarnos a un mundo de fantasía: Nunca Jamás. Más de un siglo después los productores Gerardo Álvarez y Jardhel Barba, en conjunto con la directora Selene de Portugal, unieron esfuerzos para reimaginar la conocida historia.

Tomando en cuenta su propia visión como niña, sobre lo que quería ver en este cuento, Selene modificó la trama original para crear La Tierra de Nunca Jamás, obra que da un giro a Campanita; al tiempo que muestra un lado más humano de Peter, aquel juguetón héroe de sombrero verde.

“Al reivindicar la historia de Campanita queremos que los pequeños aprendan a manejar sus sentimientos; no sólo Campanita se siente triste en una parte de la trama, también el propio Peter”, explica la directora del montaje.

Mediante una trama con escenas cortas y muy vistosas, aderezadas con música y un toque de humor apto para toda la familia, Selene desea también enseñar sobre inteligencia emocional, el valor de la amistad y sobre cómo los sentimientos de ambos géneros son igualmente importantes.

“Los niños y las niñas deben saber que nos importan sus sentimientos cuando se sienten tristes y que siempre hay maneras de salir adelante”, añade la también bailarina.

Este montaje refleja además los sentimientos de los personajes que también han sido llevados al cine.

“En la historia original no se muestra el lado humano de los personajes; aquí vemos qué pasa con Campanita cuando se va de la Tierra de Nunca Jamás. Esto demuestra que los niños se pueden llegar a sentir celosos y desplazados, pero lo importante es hablarlo, esos conflictos deben ser atendidos”, platica Ricardo Gaudi, protagonista del montaje.

Para el también bailarín, lo más significativo de pertenecer a este espectáculo es ser parte de una obra que hace reflexionar a chicos y a grandes sobre valores importantes, pero que a veces pasan desapercibidos.

El montaje se complementa con la música de Eliseo Santillán, que va de la mano con las letras de Fernando Canek y las coreografías de Gerardo Álvarez y César Luna; aunado al trabajo del equipo de riggers, indispensables para lograr la magia de los vuelos en escena.

“Tenemos una escenografía llena de juegos con una ventana padrísima, y en lugar de telones tenemos mapeos para cada escena. También tenemos un barco gigante donde cabe todo el elenco”, apunta Selene.

“La iluminación es maravillosa, le da mucha vida al escenario. En cuanto a los vuelos es muy sorprendente, es lo que más impacta a los niños; siempre me preguntan cómo logro volar”, finaliza Ricardo

Así, 17 actores en escena con edades que van entre los 9 a los 40 años, conforman una visión completamente renovada de este clásico que dejará un buen sabor de boca en toda la familia.

LA TIERRA DE NUNCA JAMÁS. Adaptación del cuento de James Matthew Barrie. Dir. Selene de Portugal. Con Ricardo Gaudí, Beto Díaz, Daniela Valim, entre otros. Nueva versión del clásico musical que cuenta la historia de Peter Pan, quien junto a Campanita, Wendy y sus hermanos, visitan una tierra en el que conocerán a los Niños Perdidos y los Indios, con quienes vivirán las mejores aventuras de su vida. Pero también librarán una gran batalla contra los piratas y con el temible capitán Garfio. Nuevo Teatro Silvia Pinal, Versalles 27, Juárez. Domingo, 11:30 y 13:30 horas. Locs. $350 y $500. Hasta el 25 de agosto. (Centro)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

5 × 5 =