Bien dicen que el encanto de los clásico es trascender en el tiempo y bajo esta filosofia, Óscar Tapia se dio a la tarea de adaptar una de las arias de ópera más divertidas del compositor alemán W.A. Mozart, para convertirla en el pretexto ideal para celebrar su propia esencia.

La trama aborda la historia del príncipe Tamino y del hombre ave Papageno, quienes emprenden una aventura para rescatar a la princesa Pamina; pero en el camino, las cosas no siempre salen como lo desearon, pero aún así logran superarlas con alegría y también a  todos los obstáculos que se les interpongan.

Cuentamos de qué va La Flauta Mágica según Papageno

 Óscar Tapia (OT): Es un espectáculo dirigido a niños, una es una adaptación de la obra original que dura tres horas, la cual resumí en sólo una hora, y está totalmente hablada y cantada en español. Es una producción fastuosa, ya que cuenta con una escenografía tridimensional que tiene movimiento, abre, cierra, sube y baja.

¿Por qué adaptar a un clásico como Mozart para los niños?

 OT: Yo hice la adaptación de la ópera original de Mozart, porque es un libreto difícil de comprender, porque tiene muchos simbolismos y lo que yo hice fue una reducción y contar la historia mucho más lineal, adaptándola a estos tiempos, por ejemplo, aquí la princesa es una mujer que decide entrar a las pruebas y Papageno se comunica con los niños, los hace cantar y participar.¿Por qué crees que Mozart es interesante para los niños en la actualidad?

 OT: Lo que sucede con los clásicos es que trascienden su época, Mozart hizo música que enamora, yo estoy involucrado con la ópera desde 1991, busco que mis puestas sean para cualquier público, independientemente si haya visto antes o no, una ópera.

Yo tropicalize El Empresario de Mozart y hasta la fecha es la ópera mexicana que rompí récord de presentaciones y con esa experiencia, La flauta mágica en 2015, se vistió de una manera fastuosa con la producción por Maribel Villalobos, a la que enriquecieron artistas internacionales y un vestuario de fantasía, digno de cualquier película en Hollywood.

¿Cómo redujiste la ópera y la hiciste atractiva a los niños contemporáneos?

OT: Fue un proceso de varios meses, porque se estrenó en 2010 para el Festival de Ópera Infantil en el CENART, trabajé cinco meses la adaptación y decidí qué partes iba a contar y que no. Me inspiré en lo que los niños ven en las películas de acción y las de animación de Hollywood, y tenía el antecedente de El empresario de Mozart (2006) y sigue siendo una pieza importante de Producciones Arándano

Me inspiré en Josep Cambell con su mito del héroe de las mil máscaras, en el cual el príncipe debe cruzar algunas pruebas para su superación y por el otro lado Papageno, que es personaje mundano y el narrador de esta historia.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

20 − 11 =