En 35, uno de los últimos cines de la costa este de Estados Unidos que aún conserva un proyector de 35 mm; trabajan Avery (Pierre Louis), Sam (Martín Altomaro) y Rose (Damayanti Quintanar/ Ana González Bello), quienes comparten un trabajo, empiezan una amistad y dejado algunos sueños atrás…

Cinema 35 se distingue de otras obras en que combina cine y teatro; platicamos con Ana González Bello y Pierre Louis, sobre este montaje que se presentará dos semanas más en el Foro Lucerna.¿Cómo se integraron a este proyecto?

Ana González Bello: Conocí a Joe hace un año y cacho, cuando un amigo mutuo lo propuso de director para otro proyecto que al final no cuajó. Nos caímos bien y él me invitó a hacer el casting para alternar el papel de Rose.

Pierre Louis: Joe me invitó al casting; yo no lo conocía personalmente, pero sabía quién era aunque no nos habíamos conocido. Me habló de esta obra de la cual yo no sabía nada, -super ignorante-, y de pronto llego al casting, leo la escena y me parece chistosísima, así como ‘Órale, que bien escrita está’.

La obra en sí requiere un personaje negro, y dentro de todo yo soy mulato, entonces era como uno de los requisitos que pedía la autora del texto (Annie Baker). Entonces hice el casting, y me quedé. Fui el último en integrarme.¿Qué fue lo que más te entusiasmó de este proyecto?

AGB: Ya conocía el texto y me encantaban la historia y el personaje. ¡Y no en cualquier obra se tiene la oportunidad de hacer un perreo con hip hop! (risas). Además era una oportunidad de volver a trabajar con Tercera Llamada, productoras con las que estuve en Radio Roma; con Joe, el director, y los demás actores.

PL: Lo que más me gustó fue que es una comedia inteligente; una comedia de situación en la que la autora no quiere provocar la risa desde el efecto, sino por lo que está sucediendo y por los problemas por los que pasan los personajes. Entonces leer eso me pareció extraordinario; encontrar esa comedia y además que fuera algo tan contundente con la aparente sutileza de que no está pasando nada, pero está pasando mucho. Eso me atrapó muchísimo.A casi tres meses de haber arrancado la temporada, ¿Cómo creen que ha cambiado la obra, y como han cambiado ustedes?

PL: Pues sí, de pronto es un proceso, como en todo. Creo que nunca se llega como al límite porque el teatro es un fenómeno vivo, entonces en cada función hay cosas que encuentro; cosas que de pronto me doy cuenta de que no estaban ahí.

Y pues ha cambiado en que también en cierta forma estamos un poco más relajados porque tenemos cosas más entendidas; nunca dejas de descubrir y nunca dejas de encontrar cosas nuevas de tu personaje.

También al tener a dos actrices alternando nunca te aburres, porque siempre es algo diferente; entonces claro que si de por sí hacer la obra todos los días, es algo vivo, con una actriz que está alternando pues se vuelve súper interesante.¿Y a nivel personal?

PL: Creo que para el actor entrar en personaje siempre es una forma de terapia, al menos para mí. Y a la par que la obra va evolucionando, vamos evolucionando los actores que hacemos a los personajes. De pronto encuentro que tengo mucho más que ver con Avery de lo que pensaba en un principio.¿Cómo ha sido combinar ambos formatos: cine y teatro?

PL: El hecho de que Avery y Sam mencionen películas y tengamos audiovisuales del cine, y que ellos estén en un cine, pues al público le causa esta sensación de que están viendo algo pasar dentro de un cine; y se olvidan un poco de que está viendo una obra de teatro. También podemos hablar de una forma más coloquial, con groserías por ejemplo; eso también lo hace mucho más ligero, pienso yo.¿Por qué les gustaría que el público fuera a ver Cinema 35? 

AGB: Porque creo que se identificarán con los personajes, se reirán y se conmoverán con las historias de estos tres empleados mal pagados. Annie Baker escribe con mucho corazón y con mucha honestidad, y me gustaría que el público nos viera dándole vida a esta historia.

PL: Porque es un trabajo que hicimos con mucho amor, e independientemente de eso, a la gente que le gusta el cine y le gusta el teatro va a conectar y va a sentir una función muy natural. Van a venir a reírse, a pasarla bien; no van a venir a romperse la cabeza con temas muy densos, pero van a salir tocados y van a poder empatizar con las personas, con la época. Van a tener las referencias de las películas de las que hablamos, y seguramente, van a poder comentarla mucho cuando termine y quedar contentos…CINEMA 35, de Annie Baker. Dir. Joe Rendón. Con Damayanti Quintanar/ Ana González Bello, Martín Altomaro y Pierre Louis. Avery, un chico negro de 20 años, entra a trabajar como intendente al último cine con proyector de 35 milímetros en Massachusetts. Ahí conoce a Sam, un cuarentón atrapado en un trabajo sin salida y a Rose, la rebelde proyeccionista. Juntos irán construyendo una amistad a pesar de sus prejuicios, y que los confrontará con el miedo a la soledad en una sociedad que avanza más rápido de lo que pueden tolerar. Foro Lucerna, Lucerna 64, Juárez. Miércoles y jueves 20:30 horas. Loc. $350. Adolescentes y adultos. Hasta el 31 de mayo. (Centro)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

19 + 9 =