lamonotonía y la depresión son malas compañeras a la hora de darnos cuenta que la vida no es lo que esperábamos cuando éramos niños, y que el amor y el odio están separados por una línea tan delgada, que en ocasiones parece casi imperceptible; sobre todo, cuando se trata de la persona que te dio la vida…

De Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio, La Nena es una pieza dramática que profundiza en muchos aspectos de un adulto como hijo y de cómo el trato recibido durante la infancia, repercute -aunque no se quiera- en las posibilidades de la vida adulta.

Luego de ser seleccionado por la Convocatoria de Artes Escénicas 2018, la compañía Xalapa hace Teatro decidió volver a montar la puesta en escena, pero ahora de la mano de Ángel Luna y Roberto Paredes, quienes se integraron al dirección y producción del montaje respectivamente.

La Nena aborda la historia de una madre (Evangelina Martínez) que al borde la muerte y sin arrepentirse del maltrato ejercido hacia sus hijos, llama a su única hija (Laura Castro), con el objetivo de revivir aquellos momentos que la hicieron padecer cuando era una niña.A decir de Luis Enrique, la obra es un homenaje para su propia madre, en la que el público podrá entender que no todas las relaciones familiares son siempre color de rosa; algunas son difíciles, duras e inentendibles al prototipo de amor maternal.

Con una escenografía minimalista, pero muy asertiva y una iluminación precisa, la puesta en escena remonta al espectador al pequeño espacio de una vieja casa ubicada en alguna zona costera del país, donde la tradición, la doble moral y el amor-odio de una relación tóxica, llevan al espectador por momentos a un espacio donde la frustración es imperante.

La incapacidad de los personajes para expresar sus sentimientos y la imposibilidad de cambiar su destino, aún cuando la vida les pone enfrente una coyuntura para arrepentirse de sus errores y comenzar de nuevo, hacen de esta obra una buena oportunidad para reflexionar sobre las posibles consecuencias de una relación tóxica con los padres.

 LA NENA, de Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio (LEGOM). Dir. Ángel Luna. Con Evangelina Martínez y Laura Castro. Ella: La Nena, la madre; no quiere morir sola y desea saldar cuentas con aquella a quien le dio la vida. La hija con su vida gris, va a verla. Se abre la caja de Pandora. Teatro Sergio Magaña, Sor Juana Inés de la Cruz 114, Santa María la Ribera. Jueves y viernes, 20:00 horas; sábado, 19:00 horas y domingo 18:00 horas. Locs. $149; descuento a estudiantes de nivel básico, maestros, personas con discapacidad, trabajadores de gobierno e INAPAM con credencial vigente. Hasta el 22 de julio. (Centro)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí