¿Qué harías si tuvieras la oportunidad de reclamarle a Dios por todas las cosas que te han salido mal en la vida? Esto es lo que intenta Eva Liliana (Gabriela de la Garza), una psicoanalista en tal crisis que decide suicidarse; sin embargo, la llamada de una de sus pacientes se lo impide y termina disparando al techo; desde donde cae Dios.Es así como Adela Jalife, de la mano de la directora Ana Francis Mor, presentan Consígueme una vida, una puesta que la directora califica como ‘una comedia fársica y cabaretosa’, y que incluye un mensaje contundente: tocar fondo no siempre es una tragedia; pues en el proceso puedes recuperar o descubrir tu verdadera esencia.

Platicamos con Gabriela de la Garza, Pedro Kóminik, Daniela Schmidt y Ana Francis Mor sobre el montaje que se presenta de viernes a domingo en el Foro Shakespeare.

¿Cómo te sientes al realizar este montaje?

Ana Francis: Me siento sorprendida y contenta con la respuesta del público, llevamos cinco semanas con la sala llena. Creo la audiencia ha encontrado en el montaje una voz para reflexionar sobre su propia felicidad.

¿Cómo llegó el texto a tus manos?

AF: Mi amiga Adela Jalife me invitó a ver un montaje amateur. Yo creía que iba a ver uno de esos textos donde las mujeres sufren y tuve una grata sorpresa; estoy cansada de las historias donde las mujeres, por ser quienes son: promiscuas o exitosas, tienen que pagar un precio. Ahora quiero contar historias donde las mujeres se salgan con la suya…¿Cuál es tu mayor reto en esta obra?

Daniela Schmidt: Creo que la complejidad más grande es tener que cantar y bailar y no morir en el intento. Las canciones de un musical ameritan un estudio y hay que dedicarle su tiempo.

¿Por qué resulta tan divertida y reflexiva a la vez la crisis de Eva Liliana?

DS: Si las personas que vienen están en una crisis de vida, van a poder sacar muchas cosas, porque el choque de la realidad con el dramatismo genera muchas situaciones de comedia; no porque sea divertido, sino porque muchas veces en medio de la tragedia podría surgir algo cómico.

Esta comedia lleva al espectador de la risa a la reflexión en sólo minutos. Desde tu perspectiva ¿cuál es el mensaje principal?

Gabriela de la Garza: Hablamos de estas jaulas en las que nos vemos encerrados porque nos ha puesto la sociedad y hablamos también de qué tan felices somos en nuestra vida y qué hacemos para lograr esa satisfacción.

¿Qué mensaje podría obtener un hombre al ver una obra que habla sobre la infelicidad femenina?

Pedro Kóminik: Yo veo que el montaje es revelador para muchos varones sobre lo que, emocionalmente, las mujeres no observadas sienten y piensan. Esto le sirve para descubrir a sus parejas, hermanas y madres, pero también para descubrir que los hombres tienen también sus propias jaulas (roles) como la del proveedor, el buen amante y el mujeriego empedernido.

De esta manera, Consígueme una vida rompe con dos mitos que comúnmente nos impiden disfrutar la vida: primero, buscar lo que para otros es la felicidad -pero que podría no ser igual para nosotros-, y segundo, el dejar atrás el “hubiera” para enfocarse en disfrutar el presente.CONSÍGUEME UNA VIDA. Dir. Ana Francis Mor. Con Gabriela de la Garza, Pedro Kóminik, Muriel Ricard, Laura de Ita y Daniela Schmidt ¿Qué pasaría si en medio de una crisis de infelicidad tuviéramos la oportunidad de poner una pausa y vivir de otra manera? Eva, una psicoanalista en crisis, decide suicidarse; sin embargo, una serie de pequeños acontecimientos –como la llamada de una de sus pacientes que se quiere suicidar- se lo impiden. Ella dispara al cielo y cae Diego Armando, un Dios región 4; ella le exige un cambio de vida. Foro Shakespeare, Espacio Urgente 2, Zamora 7, Condesa. Viernes, 20:30; sábado, 20:00; domingo, 18:00 horas. Loc. $380. Adolescentes y adultos. Hasta el 29 de julio. (Centro)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí