este 10 de agosto es el estreno mundial de Donde los mundos colapsan, obra de teatro escrita y dirigida por Adrián Vázquez y actuada por Silvia Navarro y Osvaldo Benavides.

En la rueda de prensa escuché a uno de sus protagonistas decir que donde las estrellas o los  astros colapsaban, era para generar nuevos mundos. Esta parece ser una premisa muy importante por la conjunción de mundos artísticos tan disimiles que se unen para crear esta obra. La belleza creativa y discursiva del teatro de Adrián Vázquez  (Wenses y Lala, Visceral, Los que sobran, El hijo de mi padre), con la potencia actoral y mediática de sus protagonistas en cine o televisión. La fusión del mundo artístico y de búsqueda, con el arte teatral como espectáculo; incluso en el elenco el arraigo de la actoralidad para cámara ahora buscando el poder gestual y discursivo de la corporalidad en escena… En fin.Existen además, otras, muchas razones por la que esta puesta en escena resulta atractiva: es el regreso de Silvia Navarro a los escenarios; Osvaldo Benavides es, en este momento, uno de los actores más cotizados en el país; a diferencia de las propuestas escenográficas minimalistas que Vázquez maneja en sus obras, acá veremos en dispositivo diseñado por Pepe Valdés que acompaña a los actores y devela nuevos mundos y posibilidades. Pero lo más importante: esta obra fue escrita especialmente para ser interpretada por Silvia y Osvaldo.

Ya de principio, esta es una apuesta diferente porque, no sé si usted lo sepa pero, Vázquez se ha ganado un lugar en el teatro mexicano con montajes unipersonales u obras minimalistas en las que no sólo escribe y dirige, sino también actúa. Sin embargo, Donde Los mundos colapsan no es el caso, ya que en esta puesta Vázquez se “limitó” a escribir y dirigir.Así, de la mano del actor, director y dramaturgo ocasional, Adrian Vázquez, Silvia Navarro y Osvaldo Benavides , nos llevan por la vida de sus protagonistas, donde “la casualidad” de los eventos van postergando este encuentro como una broma o una rebeldía del destino, vidas que enfrentan situaciones extremas.

La puesta en escena nos da la oportunidad única de escuchar las divertidas y crueles historias con las que estos seres intentan, de alguna manera, reconciliarse con la vida por las decisiones que han tomado. Los actores- personajes no son héroes comunes: Valeria, la niña de furia; Richard, el niño con premoniciones; se colocan  frente a nosotros, se colocan frente a sí mismos, recordando, contando, soñando, añorando (tal vez un poco más de esto último); pero siempre con la intención de contar su historia, la que, de alguna manera, ya vivieron e intentan ahora expiar frente a nuestros ojos. Como público somos testigos de las historias que los han formado, los momentos que los unieron y los construyeron. Y también, de los sucesos que los destrozaron. Porque, estimado lector, esta no es una historia feliz, pero es una historia honesta.Donde los mundos Colapsan es una historia de heroísmo, de familias, de voluntad y amor. Una historia que sobrevive en este México violento que, por desgracia y mediocres administraciones, nos ha tocado vivir.

Con una escenografía de dos grandes giratorios que representan los mundos de sus protagonistas, Silvia Navarro Y Osvaldo Benavides nos transportan a diversos escenarios y nos muestran a los diferentes monstruos que se han encontrado en su travesía; Politicos inhumanos, familas destrozadas, choques culturales, violencia, abusos… El ritmo de la obra es vertiginoso y, si bien, tenemos momentos de calma pintados de realismo mágico, hay mucha víscera en lo que escucha y ve y que suma aún más adrenalina a este montaje. La adrenalina que da querer ver la imagen al terminar el rompecabezas.Donde los mundos colapsan continúa con la propuesta estilística de los Tristes Tigres al apostar por la actoralidad. La dirección de Adrián Vázquez, impecable por demás, se arriesga una vez más y enfrenta a sus actores con el público a través de textos llenos de esa furia que nace al darse cuenta de que el mundo está mal hecho. Y debemos colapsarlo para crear otros nuevos. Donde el amor perdure y la búsqueda de la felicidad se concrete.Donde los mundos colapsa

Corta Temporada

Centro Cultural San Angel Teatro López Tarso

Avenida Revolución 1733, San Angel

Facebook, Twitter e Instagram: @dondelosmundos

Dias y horarios de función:

Viernes 19 y 21 hrs

Sábados 18 y 20 hrs

Domingo 18 hrs

Boletos en Ticketmaster y taquillla del teatro

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí