La primera escena de Dos más dos nos ubica en una entrega de premios; se está deliberando quién ha sido el mejor arquitecto del año; ahí, Adrián triunfa nuevamente. A partir de ese momento nos adentramos en su vida: la del típico jefe de familia, controlador, meticuloso, bien avenido; no obstante, no parece estar pleno en su vida matrimonial.

A la par, Tomás, mejor amigo de Adrián y arquitecto menos importante, parece lo contrario: gran seductor, casado con una mujer sensual y con intenciones de explorar nuevas aventuras en su vida. Las parejas de estos personajes: Julieta y Silvia, también son polos opuestos; y precisamente esa diferencia parecería ser la razón por la que ellos se complementan.Mónica Dionne, Mauricio Islas y Adal Ramones interpretan a este par de matrimonios aparentemente ‘estables’, pero existe un factor que los podría desestabilizar: su afán de encontrar alicientes que catapulten de nuevo su vida amorosa y sexual. Esta situación los hará adentrarse en un mundo que los cautiva de inicio, pero que al cabo del tiempo cobrará facturas: los celos, el cargo de conciencia, el conservadurismo que se intenta ocultar y el enamoramiento no deseado.

El texto, cuya autoría corresponde a Daniel Chupara y Juan Vera, nos lleva por recovecos en los que se pretende cuestionar la libertad, el concepto de estabilidad y la adoración o animadversión hacia la zona de confort…la puesta fue bien recibida en sus entregas en Madrid, Lima y Buenos Aires.

En este bien ejecutado montaje, los actores cuentan al frente con un connotado director: Alonso Iñiguez, responsable de trabajos de gran calibre como Noche de Reyes (ganadora de varios premios y que regresará este mes a cartelera) y Tréplev. La mano de Iñiguez se nota en la resolución de la obra, en las transiciones, en las escenas con buen ritmo, en que contiene y libera a los actores adecuadamente.

Dos más dos, obra producida por Sergio Gabriel, se presenta de jueves a domingo en el teatro Jorge Negrete, y se mantiene con éxito en cartelera.

DOS MÁS DOS, de Daniel Cúparo y Juan Vera. Dir. Alonso Íñiguez. Con Adal Ramones, Mauricio Islas y Mónica Dionne. Adrián, un hombre de familia ordenado, controlador y seguro de sí mismo es todo lo contrario a su mejor amigo y socio: Tomás, un seductor nato, juguetón, sexual, creativo y mucho más impulsivo. Una pareja -aparentemente liberada- que trata que otra -que se considera convencional- conecte con sus fantasías más íntimas. Teatro Jorge Negrete, Altamirano 128, San Rafael (MB Reforma), 5535-2246. Jueves, 20:30; viernes, 19:00 y 21:30; domingo, 17:00 y 19:30 horas. Locs. $400 a $800. Adolescentes y adultos. Facebbok y twitter: @ObraDosMasDos, instagram: @dosmasdosteatr. (Centro)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí