En Ejercicios fantásticos del Yo se nos invita a habitar 24 horas en la vida de Fernando Pessoa. Esto en 1914, el día que inicia la Primera Guerra Mundial. En este momento entendemos que el famoso poeta pudo haber tenido varios ‘alter egos’; otros ‘yo’ que habitaban dentro de él.

Para explorarlos, la también escritora Sabina Berman vuelve a dirigir un montaje que le tomó más de tres décadas poder consolidar. Y es que Berman empezó esta comedia cuando tenía 28 años.

Conversamos con la autora y directora sobre cómo la poesía de Pessoa desentraña la posibilidad de vivir una vida con muchas personalidades; en este caso, con treinta y tres…

¿Qué evolución hubo de la escritora de 28 años a la actualidad? ¿Qué aprendiste para poder expresar todo esto hoy?

Sabina Berman: Entendí, con toda claridad, no en el intelecto sino en mi cuerpo, lo que Pessoa decía: que somos un cuerpo, una respiración; la respiración se vuelve lenguaje, pero somos esclavos de un sólo yo, cuando sólo nos conformamos con uno.

Un texto de la obra dice: “si yo decido quién soy yo, por qué no decidir ser tres; y si decido ser tres, porque no mejor 10 o 50”. Ese darse cuenta, real, me tomó todo este periplo.

¿Por qué te inspiraste en Fernando Pessoa?

En la adolescencia me deslumbró a través de las traducciones de Octavio Paz. Se ha quedado desde entonces en mi vida, especialmente en dos poemas: “Tabaquería”, que habla acerca del nihilismo puro: ‘no soy nada nunca seré nada, no puedo siquiera pretender ser algo más que nada’ y “El Cuidador del rebaño”, que para mí es el poema que logra unir el lenguaje con la naturaleza.

Creo que el primer poema resume el siglo XX -mío y el de la especie-, y el segundo es el futuro, es lo que necesitamos en el siglo XXI: volver a la naturaleza.

¿Por qué el yo es una máscara?, me llama la atención este concepto…

Es lo que dice Pessoa, que es una máscara de palabras. Creo que en siglo XXI lo sabemos. Te inventas un avatar en tu biografía y opinas en Twitter, y hay gente que tiene 8 avatares; bueno, Pessoa tenía 33. Él se adelantó a lo que está sucediendo en nuestro siglo.

¿Cuál ha sido el principal reto de dirigir a este elenco?

Pues hacía rato que no dirigía; ese es mi oficio original: dirigir y escribir.

Me siento muy contenta, tengo un cast espléndido; varios son escritores, dramaturgos y directores, estamos recreando 24 horas de la vida de un poeta y lo entienden muy bien y todo el tiempo aportan su comprensión.

La obra obviamente tiene una historia qué contar y es una historia basada en la biografía del poeta. Al mismo tiempo, se adentra en la belleza sencillísima de Pessoa, él es el poeta más sencillo posible.

¿En qué te inspiraste para darle vida a estas personalidades de Pessoa?

Están basadas en los distintos yo’s de Pessoa. En una de las primeras líneas de la obra le decimos al público que estamos hablando en portugués y le damos las gracias por imaginarlo con nosotros. Es una obra que celebra la imaginación.¿Por qué hacer una comedia de temas tan complejos como el nihilismo y sobre la lucha que se da dentro de cada uno de nosotros por contener las personalidades de nuestros respectivos yo’s?

Es una comedia porque estamos tan preocupados de nuestros yo’s, y al mismo tiempo, nuestros yo’s son chiquitos si los comparamos con la naturaleza. La obra es cómica, se ríen todo el tiempo.

Desde tu perspectiva, ¿crees que podemos ser varios yo’s, y ser felices?

Bueno, le estás dando al meollo de la obra; la gran pregunta es si es una maldición poder ser 50, 10 o tres… Toda la vida estamos en la angustia de convertir esos en uno.

Lo que enseña Pessoa es cómo asumir eso y que eso te haga feliz; esa es la experiencia que el público va a tener al acompañarnos a ver esta historia.

 

 

 

EJERCICIOS FANTÁSTICOS DEL YO, de Sabina Berman. Con Moisés Arizmendi, Nora Huerta, Fernando Bonilla, Sonia Franco, Hamlet Ramírez, entre otros. Berman trasluce en su narrativa una fascinación por la figura de Pessoa, pero hace también un retrato indirecto de nosotros, los que hoy vivimos en la era digital. Nosotros, que a través de las redes sociales podemos jugar continuamente a reinventarnos, cuya inconsistencia es un enorme privilegio y una fuente inagotable de angustia. Centro Cultural Helénico, Teatro Helénico, Revolución 1500, Guadalupe Inn. Viernes, 20:30; sábado, 18:00 y 20:30; domingo, 18:00 horas. Locs. $200 a $400; descuento a estudiantes, maestros e Inapam. Adolescentes y adultos. Hasta el 5 de mayo. (Sur)

 

 

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

veinte + dieciseis =