como en un cuento de hadas, ‘Elena’ crece con una malvada madrastra que la trata mal y la encierra en un lugar sin luz; ahí, conoce a ‘Quirón’, un joven que trabaja como asistente de ‘La Muerte’ y que se vuelve su cómplice, y un destello de esperanza. Ya como jóvenes, estos personajes que creen haber encontrado el amor verdadero, comprenden una dura realidad: sólo podrán estar juntos si alguien muere.Esta es la historia que cuenta El hilador, la obra de Paula Zelaya que mezcla fantasía, cuentos de hadas y el mito de la muerte, gracias a tres excelentes actores: Ana González Bello, Evan Regueira y Marcos Radosh.

Platicamos con la directora y dramaturga: Paula Zelaya, y con la productora: Jimena Saltiel, de Once Once Producciones, sobre su visión para el montaje que se presenta los miércoles en el Teatro Helénico.

¿Qué significa el título original y cómo eligieron el título en español?

Paula: El título original es The Orbweaver. “Orbweaver” es un tipo de araña que construye su telaraña con una forma de “orbe”. The Orbweaver hace alusión a la araña que aparece en la obra y que se vuelve una parte central de la trama. Al mismo tiempo, “orbweaver” hace referencia a la idea de “hilar”; de cómo se teje una historia, de cómo unimos palabras para crear mundos. Y de cómo, como humanos, en la vida real también usamos las palabras para expresar quiénes somos, construir relaciones y moldear nuestra realidad. A veces se nos olvida el poder que tienen nuestras palabras; para bien y para mal…

Orbweaver no es traducible al español (y la palabra más cercana suena horrible y no me gusta), así que le pusimos El hilador, porque creemos que engloba bien todos estos aspectos. ¿Cuál fue el proceso para llegar a este texto?

Jimena: Hace varios años, en 2015, Paula -que entonces era la integrante más joven del equipo de producción de Once Once-, nos comentó que tenía un texto que había escrito mientras estudiaba Literatura en Vancouver; un texto en inglés que ya había pasado por mucho trabajo y un proceso de dramaturgismo. Lo leímos y nos enamoramos inmediatamente porque nos dimos cuenta que habíamos descubierto no sólo una gran historia y una obra que iba a enamorar a todo tipo de público, sino porque habíamos encontrado a la que creemos será una gran promesa de la dramaturgia mexicana.

 ¿Cuáles fueron tus referentes para esta obra?

Paula: Tuve diversas influencias: cuentos de los hermanos Grimm, Harry Potter, mucha literatura inglesa épica -aunque ahora la vemos como clásica-, como El Paraíso Perdido (John Milton), también hay mucho Shakespeare. Tendemos a ver a Shakespeare como algo de nicho y muy serio; y la realidad es que no; es divertido, emocionante, va de lo terrible a lo absurdo, y justo quise incluir eso en este texto, para que se puedan apreciar esos extremos. Se combinaron todos esos factores para crear El hilador.

¿Cómo ha sido tu proceso colaborativo con Ana GB? Con quien colaboras en Sucia y Chingona Historia de Amor y con quien además escribes otros proyectos…

Paula: Ana González Bello es idéntica a mí en varios aspectos cruciales y mi opuesto en casi todo lo demás. Es como mi gemela malvada (o yo la suya) y por eso trabajamos muy bien juntas.

Como actriz, es muy intuitiva e increíblemente creativa, es muy precisa, tiene gran timing y su habilidad para acceder a emociones profundas y verdaderas, me deja sin palabras cada vez. Ensayar El hilador con ella, con Evan Regueira y Marcos Radosh, ha sido mi parte favorita del proceso. Son tres actores extraordinarios.

Como escritoras, Ana y yo nos entendemos porque hemos leído básicamente los mismos libros, tenemos el mismo sentido del humor extraño y el mismo gusto por la comida asiática, así que escribimos y comemos curry y las ideas fluyen (más o menos). Juntas, escribimos 245 Actos de Maldad Extraordinaria, un monólogo que presentamos Off-Broadway en Nueva York el año pasado. Ahora estamos desarrollando el guión de una serie de televisión, con el que nos acabamos de ganar un estímulo de IMCINE para desarrollo de series y mini series.EL HILADOR, Autor y Dir. Paula Zelaya. Con Ana González Bello, Evan Regueira y Marcos Radosh. Elena y Quirón; ella adora las cosas luminosas, él es el asistente personal de La Muerte. Por azares del destino, se enamoran, pero hay un pequeño detalle: ellos sólo pueden estar juntos cuando alguien muere. Así, tras cometer una serie de actos altamente sospechosos, moralmente cuestionables y algo comprensibles, la pareja decide escapar y huir al mundo real… ¿Lograrán vencer los obstáculos y vivir felices para siempre? Centro Cultural Helénico, Revolución 1500, Guadalupe Inn. Miércoles, 20:30 horas. Loc. $250; descuento a estudiantes, maestros e Inapam. Mayores de 10 años. Hasta el 12 de septiembre. (Sur).

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí