LAmansión es el lugar de la tragedia, en su interior los muros atestiguan el derrumbe de la familia que habían resguardado. El rey fue asesinado y el príncipe Hamlet trata de descifrar su futuro. El espíritu de su padre le revela quién lo asesinó. Su madre se casó con su tío más pronto de lo esperado.  Sospecha una traición. Saber la verdad, le hace perder la cordura. Enloquece o finge locura. A su prometida Ofelia la manda a un convento.“Ser o no ser, ésa es la cuestión…”  es la frase más célebre en la historia del teatro y la más conocida de William Shakespeare. Existen múltiples versiones de Hamlet en el cine y teatro. Se trata de la obra más larga y conocida del Bardo de Avon, y una de las más influyentes de la literatura inglesa. Hamlet, el ocaso de Elsinor, es la visión contemporánea de un clásico que no pierde vigencia.

La historia transcurre en Dinamarca después del asesinato del rey Hamlet, a manos de su hermano Claudio. El fantasma del rey pide venganza. La historia aborda temas como la traición, la venganza, la culpa y la descomposición moral. En esta adaptación está la anécdota y se respeta el texto. La historia se lleva a la actualidad y a Hamlet lo interpreta una mujer. “Es fascinante el poder re entender a Shakespeare desde nuestro momento y desde nuestro género”, comentó Patricia Yáñez, protagonista de la obra.

La dirección es de Daniel Ruiseñor, un joven que con talento y sapiencia traslada la complejidad de la pieza a un ámbito contemporáneo; se apoya en un reparto en su mayoría joven que permite al espectador presenciar un clásico desde una visión moderna y actual. Algunos visten con jeans, usan gorras y calzan tenis. La versión de Ruiseñor trae al presente una obra que el tiempo ha respetado, la vigencia es total.Ruiseñor contó con la asesoría en el montaje de José Caballero y Octavio Michel, sin embargo le falta fusionar el trabajo de los actores, no hay equilibrio. Cabe destacar el trabajo de Yáñez en su papel de Hamlet; su condición de mujer no la limita, encarna a un varón sin tener que transformarse. Domina la acción, se adueña del escenario; su actuación es sobresaliente.

El escenario es un espacio desordenado con sillones y un enorme cuadro atrás que enmarca ciertas escenas; es como estar en una galería donde la pintura principal cobrará vida. Los elementos se integran y dan sentido al montaje; el reducido escenario se dimensiona. El trabajo en la escenografía e iluminación es de Juan José Tagle. El vestuario de Gina Méndez y Alejandra Ricardez.Las funciones son en el renovado Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico, los miércoles y jueves a las 20:00 horas, hasta el 7 de junio.

HAMLET, de William Shakespeare. Dir. Daniel Ruiseñor. Con Patricia Yáñez, Octavio Michel, Paulina Barrientos, entre otros. Explora la corrupción del reino decadente de Elsinor, una mansión lujosa que ha sido heredada de generación en generación y descuidada al punto de estar por derrumbarse. La obra revela lo vigente que sigue siendo esta tragedia y las graves consecuencias que la corrupción y la decadencia conllevan. Interpretado por una mujer, este Hamlet, nos recuerda que el icónico personaje está en todos lados y que cualquiera de nosotros se puede ver reflejado. Centro Cultural Helénico, Foro La Gruta, Revolución 1500, Guadalupe Inn. Miércoles y jueves, 20:30 horas. Loc. $200; descuento a estudiantes, maestros e Inapam. Mayores de 10 años. Hasta el 7 de junio. (Sur)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí