• Platicamos con la primera actriz, Blanca Guerra y el director, Diego del Río, sobre la emblemática obra de Tennessee Williams que llegará al Helénico

Los colores, las formas, el espacio y el sonido son elementos fundamentales para contar una historia, y más si ésta conlleva un toque trastocado de realidad, como El Zoológico de Cristal, obra emblemática de Tennessee Williams, que regresa a los escenarios en México dirigida por Diego del Río y protagonizada por Blanca Guerra.

La obra muestra la historia de una familia, la cual alguna vez ocupó un estatus preponderante; pero tras los embates a la economía norteamericana de principios del siglo XX, quedó sumida en una condición de estrechez, y no sólo económica, sino mental.Considerada la obra más autobiográfica de Williams, la puesta en escena que estrenará el próximo 3 de mayo en el Teatro Helénico pretende dejar a la audiencia con la piel “al rojo vivo”, al mostrar problemas reales, en un escenario que no es realista.

Este proyecto es producido por la compañía Rama de Teatro Bh5 y Óscar Uriel, quienes conformaron a un elenco liderado por Blanca Guerra (quien interpreta a Amanda, la matriarca de la familia), Adriana Llabrés, Pedro de Tavira y David Gaitán, quien alternará funciones con Mariano Palacios.

En entrevista con Tiempo Libre, Diego del Río, director del montaje traducido por Paula Zelaya, confesó que la elección de la obra fue planeada durante años por Blanca Guerra, quien posee los derechos en español.

¿Por qué decidieron elegir una obra tan compleja?

Diego: “Porque siempre estoy en busca de grandes materiales para trabajar con grandes actores; mostrar historias complejas de mucha dimensión para ponerles texto y voz”.

¿Qué tan complicado fue acoplar el carácter de cada uno de estos actores?

Diego: “Siempre es un reto, pero no lo veo en el sentido de resistencia personal. Cuando elijo un actor, veo que sea una persona que quiera trabajar. Con estos actores me siento muy estimulado. Son personas con las que se puede dar un diálogo, un espacio de trabajo, con cada uno tengo una relación diferente.

Así que el reto va a que el espacio de trabajo actoral abra zonas de dolor, de intención, de riesgo; pero no por el espacio de resistencia”.

¿Hubo algún trabajo de contextualización del texto a la sociedad mexicana?

Diego: “No, porque me parece que el reflejo se iba a dar por sí solo. Hay detalles que determinan cómo son y cómo reaccionan cada uno de los personajes. Me interesa mantener esa intención, porque de esta forma, el reflejo con la sociedad mexicana se genera de inmediato. Quiero provocar que el público se siente en la butaca y se reconozca”.

Para Blanca Guerra, el camino para representar esta puesta en escena duró más 25 años, cuando vio el montaje en Londres y quedó enamorada de su complejidad.

¿Qué te enganchó de la obra, desde esa primera vez que la viste?

Blanca Guerra: “Me gustan los personajes complejos, esos que te llevan a reflexionar sobre muchas cosas. Cuando ves algo y te mueve, eso es tuyo. El Zoológico de Cristal era para mí”.¿Cómo has enfrentado los nervios, y el reto, de interpretar a Amanda?

Blanca Guerra: “Cerrando los ojos y aventándome… Entre más pasa el tiempo, siento una responsabilidad más grande; subirse a un escenario es una responsabilidad importante. Yo me identifico con este personaje y con esta obra. Diego es un director muy exigente, discreto, pero no suelta. Me pongo en sus manos y espero que con cada público sea diferente el proceso”.

La primera actriz invitó a público a llevarse en su corazón a los personajes, al abandonar la sala, desde el próximo 3 de mayo en el Teatro Helénico. Funciones jueves a viernes 20:30 horas, sábados 18:00 y 20:30, y domingos 17:00 y 19:30 horas. Locs. $450, $350 y $200 pesos. Boletos en taquilla y al 5325900. (Sur)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí