Desde 2010, Vivian Cruz combina la danza y el teatro para crear espectáculos interdisciplinarios; así surgió Loop, un proyecto que pretende sensibilizar al público para mostrarle un reflejo de sus propias acciones, desde una perspectiva poco usual.“Se llama Loop porque es un circuito de repetición. La obra sucede en tres espacios simúltaneo y el público está dividido. Cada segmento ve a la obra que tiene enfrente. A los 20 minutos, el público rota y ve la siguiente pieza -a manera de un reloj-, de tal forma que al final de ver los tres escenarios, se pueden dar una idea del sentido final de la pieza”, explica Vivian.

Mediante la danza y las artes escénicas, este montaje representa que somos espejos de otros y que nuestras acciones y emociones repercuten en los demás; al tiempo que nosotros también somos resultado de las acciones de otros.

“Es una reflexión acerca de la coexistencia humana. Un juego de espejos entre personajes, historia y espectador provocan pasajes dancísticos y teatrales que llevan al público por un viaje emotivo y sensorial”, añade Cruz.A decir de la autora, el montaje integrado con dos bailarines y cinco actores confronta al espectador con esa sensación impuesta -o autoimpuesta- de que todos necesitamos ser buenos hijos, padres o ciudadanos, y dicha exigencia provoca sociedades enfermas.

“Nosotros funcionamos y existimos gracias a los otros, a la colectividad. Si nosotros nos sentimos distintos a los otros, entonces nos sentimos superiores o inferiores. A partir de ello, es donde el público tiene la oportunidad de espejear su propia vida”, puntualiza Cruz.

De esta forma, Loop pretende ofrecer una experiencia no sólo emotiva sino también sensorial, e incluso, dejar la posibilidad de reflexionar sobre el reflejo de los propios sueños y compartir la experiencia con el elenco y el resto de la audiencia.

Vale la pena agregar que este es el primer montaje en que La Titería se abre como espacio para el público adulto.

LOOP. ESPEJOS DEL TIEMPO. Creación y Dir. Vivian Cruz. Basado en los textos literarios de La sociedad del cansancio, del filósofo Byung-Chul Han y Siete pecados capitales, de Milorad Pavić. Un espectáculo multimedia; un juego de espejos en el que los asistentes tendrán la oportunidad de reconsiderar su papel como espectadores. Una reflexión profunda hacia preguntas existenciales en la época en que vivimos. La Titería, Guerrero 7, Del Carmen, Coyoacán. Viernes, sábado y domingo, 17:00 horas. Loc. $200. Hasta el 24 de marzo. (Sur).

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

5 + dieciocho =