Son jóvenes, guapos y talentosos, pero nadie en el mundo externo conoce sus talentos, su disposición para ser artistas, músicos espléndidos y dedicarse uno al canto y otro al piano. Son dos amigos que tal vez no tienen nada en común, excepto los sueños, aunque uno de ellos los persigue y el otro quizá los ha rechazado. Se tienen el uno al otro, aunque a veces no lo parezca, pero se tienen, se impulsan -a su manera- y eso basta.

Escrita por Alejandro García e Ingrid Cebada, Los ampliamente desconocidos, producida por el Colectivo La Manada, es una pieza que entre la narraturgia y el drama genuino toca temas que siempre han estado allí, pero no necesariamente se les toma en cuenta en estos tiempos en los que parece haber cosas más importantes en el universo de los hombres jóvenes: la amistad, los anhelos y las frustraciones.

La propia Ingrid Cebada dirige el texto y lo pone en escena de forma sencilla, sin complicaciones, con solamente tres mesas de madera, un teclado y algunas cervezas. Lo complicado es lo que van contando ambos personajes: la compleja historia de su amistad y de las oportunidades y, sobre todo, las limitaciones con las que se han topado en su vida. Limitaciones ofrecidas por el mundo exterior, pero también por el interno y personalísimo que ambos cargan en dupla y en solitario.

Un escenario con mínimos elementos necesita ser llenado por los actores. Y en esta pieza lo hace con creces gracias a la espléndida dupla que conforman Emmanuel Lapin (quien alterna con David Grimaldo) y Stephano Morales, quienes hacen y deshacen sobre el escenario. Apoyados por la iluminación de Aurelio Palomino, juegan y se divierten a partir del relato de una tragedia que aunque no se anuncia, se presiente.

Stephano es una revelación en escena y se antoja verlo con mayor frecuencia: irradia luz en su personaje. Emmanuel, por su parte, confirma su calidad y calidez actoral, a pesar de que le toca cargar con la parte más oscura de la dupla.

Cebada es una de las más interesantes creadoras escénicas de la nueva generación, y vuelca en ésta, su ópera prima -estrenada en 2017-, su interés por explorar el destino, la ironía, el intento y el desencanto en los jóvenes, como lo demuestra su segunda dramaturgia y dirección: Cero -estrenada en 2018- con la que ganó el Premio Nacional de Dramaturgia Emilio Carballido 2017.

Los ampliamente desconocidos, es teatro joven y honesto que explora con humor y crueldad una relación más contundente y definitiva que la de dos enamorados: la de dos amigos estrechados por sus anhelos e imposibilidades. 

Consulta precios y horarios aquí

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

uno × 3 =