Un grupo de jóvenes con toda la ilusión de convertirse en escritores consagrados, contratan a un profesor para “tallerear” sus textos y así alcanzar la gloria editorial, pero ¿hasta dónde están dispuestos a llegar para conseguir la aprobación de Tomás, su admirado maestro?

En una sencilla trama llena de humor negro, se develan poco a poco los secretos del mundo de los libros, de la construcción de los textos y de los favoritismos que suelen existir a la hora de elegir lo que será publicado. El boleto hacia la fama, es decir la inscripción a este curso, cuesta nada más y nada menos que 5 mil dólares, cantidad que les da derecho a ser leídos, comentados, expuestos ante todos en 10 sesiones que transformarán para siempre su vida.

Este peculiar grupo es integrado por Martin, el escritor promesa que tiene un futuro brillante por delante, pero que es desenmascarado en breve por la poca magia de su escritura y su gama amplia de contactos; Sofía, que se posiciona como la chica que ve esta oportunidad como una jugada de ajedrez que no está dispuesta a perder; Karen, como la escritora que trabaja una y otra vez la misma historia hasta no tener realmente nada entre las manos; y Daniel, el chico tímido que no muestra lo que hace, pero que podría ser el escritor que siempre soñaron todos.

A pesar de tener personalidades claramente definidas, Theresa Rebeck, dramaturga de esta obra, apunta lo complejo de estos chicos detonando en ellos las pasiones propias del ego, de la frustración, de la envidia y de la poca comprensión del juego de poder en el que Tomás los pone. Vemos en el escenario cómo se revelan varias historias que hacen compleja esa trama sencilla y observamos cómo los comentarios llegan mucho más allá que a las palabras que han escrito.

Tomás viene a romper sus esquemas, a enfrentarlos a lo más difícil, a ellos mismos, a sus limitantes y deficiencias para que al final… Así transcurren las sesiones de Tomás, en un confrontar constante de los defectos del otro, en una sed imperiosa por encontrar algo que realmente valga la pena ser leído, pero ¿por qué? ¿Será que hay mucho más de este personaje que lo que los chicos saben? ¿De dónde sale este importante editor, escritor y profesor? ¿Cuál es su historia?

En una reflexión cruda acerca del mundo de la literatura, quedan expuestos muchos mundos, realidades que sortean los que aún no comprenden el juego, ese inofensivo mundo del arte.

No se pueden perder Seminar de Theresa Rebeck que llega desde Broadway a México traducida por María Renée Prudencio y dirigida por Diego del Río. Con las actuaciones de Rafael Sánchez Navarro (Tomás), Begoña Narváez (Sofía), Octavio Hinojosa (Martin), Christian Magaloni (Daniel) y Aida del Río (Karen).

Además, no sólo se enfrentarán a un elenco formidable sino la música original de Andrés Panella quien, junto con Félix Arroyo en la iluminación, Gerardo Javier Ángeles en la escenografía y Estela Fagoada en el vestuario, hacen de esta puesta en escena algo increíble.

Seminar se presenta en el Teatro Milán todos los viernes a las 20:45, sábados a las 18:00 y 20:45, y domingos a las 18:15, hasta el 22 de marzo. Imperdible.

Para mayor información consulta aquí

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

diecisiete − 7 =