Tras el cierre del Foro Shakespeare, la producción de este recinto: El Bien del País, reestrena temporada en el Centro Cultural II, dejando claro que el arte puede cambiar hasta las almas más duras.

La trama aborda la historia de un grupo de mujeres y hombres integrados por delincuentes y prostitutas que son exiliados de Inglaterra hacia una lejana isla: Australia, donde por El Bien del País, deberán permanecer un largo tiempo.Las terribles condiciones de aislamiento, y sus propios vicios, hacen estragos en los exiliados, hasta que encuentran en el arte una manera para cambiar su vida.

Es así como este grupo de ladrones, prostitutas y rufianes mal encarados -liderados por un teniente bonachón- cambiarán su forma de ser y estar, gracias a una obra de teatro: una comedia.

Con gran habilidad y humor, un grupo de diez actores entre los que se encuentran Alejandra Ambrosi, Jerónimo Best, Artús Chávez, Teté Espinoza, Salvador Petrola, Itari Marta, entre otros; brilla por su habilidad para interpretar hasta tres personajes diferentes; con diferentes rangos, e historias, que cautivarán al espectador.El vestuario (de Emilio Rebollar) es otra de las joyas de la corona de esta puesta, pues es capaz de retratar las míseras condiciones que estos hombres y mujeres vivían en su exilio.

Asimismo, el tono emocional de cada uno de los personajes, apoya que el espectador salga de esta experiencia recordando una de las frases que mejor engloba tanto el cierre del Foro Shakespeare, como el mensaje de este montaje: ‘Mientras haya vida, hay esperanza’.

EL BIEN DEL PAÍS, de Timberlake Wertenbaker. Dir. Zachary Fine. Con Alejandra Ambrosi, Jerónimo Best, Artús Chávez, Teté Espinoza, Itari Marta, Salvador Petrola, entre otros. En Sydney, 1788, bajo la custodia de los Reales Infantes de Marina, se ha establecido una colonia penal británica. El gobernador, el capitán Arthur Phillip, es un pensador progresista y favorece la reforma sobre el castigo. Con ese fin, asigna a un teniente entusiasta del teatro, la tarea de dirigir a los presos en una obra. Los actores no sólo son aficionados, sino también ladrones, prostitutas y rufianes malencarados. Centro Cultural II, Cuauhtémoc 19, Roma. Lunes y Martes, 20:30 horas. Loc. $550. Adolescentes y adultos. Hasta el 13 de noviembre. (Centro).

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí