Lake Tahoe se encuentra a menos de cuatro horas manejando desde San Francisco, y se diferencia de otros destinos invernales por sus azules paisajes y su gran vida nocturna; que se enriquece con los casinos.

El lago se extiende por la frontera entre California y Nevada y es una visita obligada, como decía Mark Twain: “de las imágenes más hermosas que el mundo ofrece”.

Nuestro día empieza muy temprano; pues es recomendable
llegar a los estacionamientos de este resort de esquí: Hevenly,
antes de la hora de apertura, cuando pueden congestionarse.

Vamos a recoger nuestro Epic Pass (te recomendamos adquirirlo con anticipación para evitar las filas) y ya con pase en mano, nos enfilamos hacia el pie de la montaña. Con el Epic Day Pass, puedes esquiar en los mejores destinos por un precio que incluye un descuento de casi 50% sobre los precios en ventanilla; el costo por día va disminuyendo conforme agregas más días. Para asegurar el mejor precio, hay que adquirirlo esta primavera.

Luego de rentar nuestro equipo en Heavenly Sports, nos dirigimos a un primer lift; desde aquí, tomamos algunas pistas sencillas para calentar un poco los músculos. Luego de algunas bajadas, nos proponemos subir más, lo hacemos por el ‘Comet Express’, que lleva hasta un punto muy alto en la montaña desde donde se puede apreciar el lago.

En un resort de esquí es hermoso contemplar árboles y bosques nevados; panoramas blancos, pero aquí, en Heavenly, se admira un paisaje -como su nombre lo indica- casi ‘celestial’. Poder ver el enorme y azul Lago Tahoe desde lo alto de la montaña es una experiencia única.

Para poder tomar fotos, nos quitamos los esquíes y captamos las mejores imágenes de este lugar mágico.

Justo en este sitio visualizamos un letrero que indica que si tomamos el camino a la derecha, esquiaremos por California, y si lo descendemos por la izquierda, lo haremos por Nevada. Es muy especial estar entre dos estados tan distintos y tan emocionantes.

Aún cuando Heavenly es un resort muy concurrido, hay una gran variedad de pistas tan anchas como para sentirte completamente libre, y seguro; así que nos dedicamos a seguir esquiando por algunas muy divertidas, como Sam’s Dream, Comet y 49’er (llamada así en honor al equipo de fútbol americano de San Francisco).

El día se ha pasado como agua; o más bien, entre nieve y agua…

Más info: www.skiheavenly.com/

 *Heavenly permanecerá abierto para esquiar los fines de semana hasta el 27 de mayo.

La hora del lunch

Pasado el mediodía, y después de varias horas de ejercicio, nos ha dado hambre. Decidimos entonces hacer una parada en Tamarack Lodge, uno de los restaurantes más grandes (ubicado a 9 mil pies de altura) y donde se puede elegir entre una gran variedad de alimentos en el área de comida rápida, el Smokehouse Grill, pizzas artesanales, estación de chili, y más.

Tomamos una de las sillas exteriores para disfrutar de una cerveza y del sol de mediodía.

En esta misma área, se encuentra la escuela de esquí (para niños y adultos) y Adventure Peak, donde se pueden contratar diferentes experiencias, como Tubing y UTV

Tiempo de Après ski

El Après ski es una gran tradición para reunirse con amigos luego de un día de esquí. La costumbre proviene de una práctica antigua en la que, tras terminar un día largo y frío, se brindaba con sidra o vino caliente antes de regresar a casa para continuar con las responsabilidades. En los Alpes y los Andes, los esquiadores se divertían brindando y bailando en enormes fiestas; hábito que se ha expandido alrededor del mundo.

Ya sea que busques inigualables fiestas como las que se organizan con el DJ CAT (se accesa mediante la Heavenly Gondola); cenar platillos italianos y disfrutar de cocteles en Base Camp Pizza Co., o conocer el nuevo LAT38 (que se encuentra en la azotea del California Lodge) y disfrutar de bebidas a mitad de precio de 3:30 a 5:30 p.m; en Heavenly encontrarás originales lugares para el Après ski.

Un poco más allá: Explorando Kirkwood

Como a una hora de Heavenly, aproximadamente a 50 kilómetros al sur del Lago Tahoe, se encuentra Kirkoowd, una montaña en California que es famosa por su terreno empinado y profundo. Por el tipo de suelo, aquí se concentran grandes cantidades de nieve natural, un gran plus para visitantes y locales.

Si tienes experiencia, y quieres experimentar adrenalina al máximo, te sugerimos adentrarte en The Wall, un recorrido doble diamante con empinadas bajadas.

Del otro lado de la montaña, mediante los lifts ‘Snowirk’ y ‘Caples Crest’, llegarás a Flying Carpet, Bark Shanty o Juniper; de las mejores pistas azules que encontrarás en este resort.

Este destino ofrece además una gran variedad de experiencias con el programa Expedition: Kirkwood. Puedes contratar guías particulares para esquí de fondo, excursiones motorizadas en Snowcat, clínicas especializadas de esquí y snowboard, cursos certificados de avalanchas o aventuras solo para mujeres.

www.kirkwood.com/

Obtén más información de este y otros destinos para esquiar en:

www.vailresorts.com

www.epicpass.com

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

trece + once =