Consolidado como uno de los parques acuáticos más grandes de América Latina, Six Flags Hurricane Harbor Oaxtepec trae a México una nueva atracción, única en su tipo. Se trata del primer tobogán de carreras, tematizado a la forma de una cobra, figura que le da el nombre de King Cobra.Esta atracción se une a la lista de actividades extremas que ofrece el parque como la Anaconda, Cawabunga, Big surf, Tornado y Shark Attack; donde la adrenalina es el principal ingrediente para lograr la diversión.

King Cobra llega a México con la finalidad de sorprender a todos aquellos que desafíen la curvilínea figura del tobogan en tonos rojos, blancos y negros, la cual pretende brindar giros y vueltas muy cerradas en una experiencia 100% extrema.

El atrevido diseño de este tobogan con 140 metros de longitud, hace que los viajeros alcancen una velocidad máxima de 51 kilometros por hora; para finalmente rematar la experiencia con una caida repentina de ocho metros de altura en un ángulo de 50 grados, que asemeja la vivencia de ser tragado por las enormes mandíbulas de la cobra.

“Con su diseño en forma de serpiente, King Cobra es un tobogán como ningún otro en Latinoamérica. Ofrece una experiencia nueva e intensa y es el complemento perfecto para la innovadora línea de atracciones y toboganes del parque acuático”, relata David McKillips, presidente de Six Flags International.

De esta forma, Six Flags Hurricane Harbor Oaxtepec pretende convertise en un excelente sitio familiar, a sólo 120 minutos de la Ciudad de México, con opciones para todos los gustos y todas las edades, como el Hurricane Bay, la alberca de olas más grande de México y el Adventure River, rio lento de 650 metros de longitud para toda la familia.

Six Flags Oaxtepec ofrece un espacio de diversión y relajamiento, así como una amplia gama de servicios, que van desde lockers, sillas de ruedas y carreolas para la comodidad de los visitantes; además de gran variedad de restaurantes, snacks y tiendas de souvenirs.

Todo esto hace de Six Flags Hurricane Harbor Oaxtepec, un espacio con emocionantes atracciones y opciones adecuadas para toda la familia, que sin duda resultarán inolvidables.

Si vas en automóvil, la forma más sencilla para llegar es por la carretera México -Cuernavaca saliendo por la calzada de Tlalpan, para luego seguir los señalamientos que guían a Oaxtepec, destino al que llegarás en aproximadamente 120 minutos.

También es posible acceder en autobús, desde la Ciudad de México saliendo de la Central de Autobuses del Sur, tomando las unidades que van hacia Oaxtepec o de Cuernavaca y/o Cuautla, por las respectivas rutas de transporte público.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

cinco × 3 =