Bajo la filosofía de crear hoteles de cinco estrellas, surgió el concepto Cinco Rodavento, un espacio que va más allá de ser un simple lugar de descansar, al brindarle a los huéspedes toda una experiencia life style.

En el marco de un ambiente de hoteles de gran clase, Cinco Rodavento revolucionará el mercado de los hoteles en Valle de Bravo, al ofrecer un sitio donde lo mismo se pueda disfrutar de buena música, que disfrutar de una excelente gama de bebidas.Ubicado en un céntrico espacio de este municipio del Estado de México, el hotel cuenta con 28 habitaciones en tres espacios; cada uno con una personalidad muy clara, que les brindan a los huéspedes diferentes posibilidades.

Platicamos con Waldemar Franco, presidente de Grupo Rodavento, sobre la reciente apertura de Cinco Rodavento.Rodavento está en medio del bosque es un área muy grande, 100% conexión con la naturaleza; más bien silencio, un poco de descanso y mucha convivencia familiar”, señala Franco.

El siguiente espacio se trata de Casa Rodavento, un hotel boutique de siete habitaciones, elegante, con una comida de alto nivel, muy privado, “es como para ir a esconderte con tu pareja un fin de semana”, agrega Waldemar.El tercer espacio: Cinco, se trata de hotel social, para ver gente, cotorrear, oír música hasta tarde y que siempre haya algo sucediente; ya sea un tema artístico o deportivo, lo cual provoca un ambiente muy dinámico.

“Nuestros hoteles son para el mismo mercado, pero con diferentes necesidades”, evoca Waldemar al referirse a los espacios que componen el grupo, mismo que pretende convertir a Valle de Bravo en un destino de lujo para la hotelería de nicho.La decoración está inspirada en la madera tradicional -que se puede apreciar casi en toda la arquitectura de Valle de Bravo-, y que Mariana Valero empleó para darle un toque especial y único a este conjunto arquitectónico.

“Por eso escogimos las vigas de madera, pensamos en cómo usar las vigas de madera clásica, pero de una manera nueva, moderna, con eso anclamos el proyecto y entonces, tiene esa añoranza que es muy clásica de Valle, pero traída a lo que está sucediendo hoy”, añade el directivo.“Mariana Valero hizo el diseño de decoración. Siento que cuando se trata tanto de la arquitectura como del diseño de interiores, el que le des al clavo a la experiencia que quieras generar es importante”, agrega el hotelero con más de 20 años de experiencia.

Waldemar, quien define a este nuevo conjunto como social, divertido y activo, invita a los turistas nacionales y extranjeros a disfrutar de este pueblo mágico de una manera distinta a la tradicional.Mezclando buena música, mixología, gastronomía de primer nivel y una atención personalizada en un espacio 100% seguro, los huéspedes podrán, sin duda, disfrutar de un momento inolvidable en Valle de Bravo.

“La idea es que Valle de Bravo se convierta en un destino codiciado a nivel global como un secreto especial y que exista un lugar en el que valga la pena quedarte y vivir la experiencia”, finaliza Franco.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí